Geek

Cápsula Geek: ¿Qué tan buenos eran programando Steve Jobs y Bill Gates?

Cápsula Geek: ¿Qué tan buenos eran programando Steve Jobs y Bill Gates?

Dos grandes compañías luchando arduamente en un mercado altamente competitivo y agresivo es el resultado de dos mentes brillantes que supieron llegar hasta ahí, y aunque ya conocemos muy bien la historia de ambos lados, es hora de respondernos una interesante pregunta que llamó la atención de varias personas:

¿Qué tan buenos eran el en área de programación los fundadores de Apple y Microsoft?

Para comenzar es necesario decir que tanto Apple como Microsoft son dos empresas muy diferentes, por ende ambos personajes de los que te hablamos en esta nota deben de ser lo menos parecidos posibles, incluyendo que uno posea un amplio conocimiento en cuanto al tema, mientras que otro sea simplemente tan bueno como para conseguir el éxito en un ámbito en el que lo único que pudo aportar era su tremenda capacidad por promover una idea y hacer que el mundo lo necesitara de inmediato.

Bill Gates

Por un lado tenemos a Bill Gates, un genio de la computación con un cerebro tan impresionante que cuando se encontraba estudiando en la universidad de Harvard, junto a Paul Allen crearon un código BASIC para una computadora para la que ni siquiera tenían acceso y que sólo tenía 4.000 bytes de memoria.

Por otro lado John Browne, un ex empleado de la compañía de Microsoft habla de la gran mente de Bill Gates desde el lado laboral, y, conociendo la trayectoria de Microsoft, nos podemos dar cuenta que no fue fácil filtrar todas las ideas y opiniones dentro de esta a medida que crecía, entendiendo que debían de lograr seguir una línea muy delgada y definida en cuanto a la identidad de sus productos, y en este caso el filtro era el mismo Bill Gates.

John habla del impresionante talento de Gates por comprender las características de los productos que se le presentaban, que a su vez eran muchos, generando una gran presión para los que estaban a punto de entrar a reunión con él a presentar una idea, teniendo la obligación de haber estudiado su presentación a profundidad para no recibir ataques.

Tenía dos temas fundamentales a tratar en cada reunión 1) Cómo este producto será exitoso, y 2) Cómo haremos dinero con el, siendo la primera la que desencadenara muchas preguntas más en cuanto a las características del producto y especificaciones técnicas.

En cuanto a su personalidad como jefe, dice que era muy respetuoso con las personas pero que era muy crítico con las ideas, él odiaba el “Pensamientos racionalmente imperfectos”.

Si entrabas a una reunión con una opinión, pero no datos reales para reforzarla, fácilmente te pudiera y hubiera dicho: “Tu idea es la cosa más (!”·$?%&) estúpida que he escuchado jamás” dice Browne, aclarando que en todo momento se encontraba la diferencia que no era nada personal, y que únicamente era un ataque a las ideas presentadas.

Su impresionante cerebro logró consolidar la empresa, y convertirla en una de las mejores y pioneras del mundo, y sabemos que su mente trabajadora y su amplio conocimiento del tema le aseguró su permanencia en el tiempo y la historia entre las empresas más importantes y exitosas del mundo.

Steve Jobs

En el otro lado de la historia esta situado otro grande, alguien que aún no siendo programador logró un éxito impresionante, alguien catalogado como alguien Astuto, buen negociante, y un excelente y excéntrico vendedor.

Recordemos que aunque la idea fue de ambos, Steve Wozniak  fue el ingeniero encargado de la estructura interna, mientras que Jobs se encargó de llevar la idea al resto del mundo.

Steve Jobs tenía una increíble manía por entender conceptos técnicos y como estos podrían ser relevantes en el mudo, y aún no siendo un programador, pronto entendió del poder revolucionario de la programación orientada a objetos.

Muchos describen a este personaje como alguien práctico, disciplinado, analítico, intuitivo, cosa que lo hizo crear tecnología utilizable con diseños encantadores e interfaces amigables con los usuarios, tenía una pasión por la perfección, cosa que lo hizo muy exigente con los que lo rodearon.

“Jobs siempre vió a Gates como alguien ‘Ligeramente inferior’ a él cuando se trataba de asuntos relacionados a gusto y estilo” dijo uno de sus socios.

Sus excentricidades caracterizaron a este genio y su compañía por mucho tiempo, algo que se veía reflejado en sus productos que hasta el día de hoy son totalmente diferentes y característicos de cualquier otro.

Ambos han marcado la historia en materia tecnológica de una gran manera, y seguramente no tendríamos lo que ahora tenemos de no haber sido por el aporte de dos grandes como Bill Gates y Steve Jobs.

  • Rodolfo Salazar

    Yo admiro BillGates, la mayoria siempre esta de acuerdo que Jobs es mejor, pero para cada quien los gustos y colores.

Geek

Aficionado de la vida, amante de la buena música y la tecnología

Más en Geek

BlackBerry ha presentado un nuevo móvil Android

Chamba Iraheta26 julio, 2016

Solo te queda esta semana para instalar gratis Windows 10

Chamba Iraheta25 julio, 2016

VIDEO: One Plus 3 dejando en ridículo al Galaxy S7 Edge en velocidad

Chamba Iraheta21 julio, 2016

PokéVision te muestra los Pokemones cercanos en tiempo real para Pokémon Go

Chamba Iraheta21 julio, 2016

Sí, se viene una película de “acción real” de Pokémon

Chamba Iraheta21 julio, 2016

Nintendo ahora vale más que Sony gracias a Pokémon Go

Chamba Iraheta19 julio, 2016